La renovación del PAN implica un debate constructivo.

Definir que oposición será, desarrollar un modelo de campaña exitoso, establecer una buena relación con los ayuntamientos y vincularse con la sociedad civil son temas ineludibles para un proceso constructivo de debate interno y de auténtica renovación de Acción Nacional en Michoacán, más allá de la sustitución de personas.

Tras los adversos resultados electorales obtenidos por el Partido Acción Nacional en Michoacán en la jornada del primero de julio, se abre una etapa para la renovación de sus exhaustas estructuras, algunas de ellas con cuatro años y medio de funciones y encabezadas ya por personas distintas a las electas originalmente, con el desgaste de los procesos de selección de candidato y la derrota acuestas, en casi todos los ámbitos del partido se espera el cambio de directivas estatal y municipales como una bocanada de aire que refresque nuestra agobiada vida orgánica, aun cuando, señaladamente en el caso del CDE haya un amplio reconocimiento del buen desempeño del presidente en funciones.

Por supuesto no basta con cambiar a unas personas por otras para renovar en verdad a las diligencias del partido. El proceso vendrá acompañado de un intenso debate partidario, y a los actores internos corresponde llevarlo en forma respetuosa y constructiva, para que no sea una nueva fractura sino la ocasión de reconstruir la unidad. Para que esto suceda es fundamental identificar los temas del debate como primer paso. Aquí me atrevo a apuntar algunos que considero imprescindibles.

Definir la oposición que seremos, pues no basta con oponerse a todo, hay que elegir estratégicamente los puntos de acuerdo y los de diferendo, cooperar en lo necesario, impedir lo injusto, ceder sin perder identidad y por si todo ello fuera poco, comunicarlo adecuadamente. En buena medida, este tema pasa por la relación con el grupo parlamentario y la definición de una agenda legislativa.

Desarrollar un modelo de campaña eficaz, cómo ganar elecciones en un entorno de competencia creciente, con las ventajas y desventajas que implica la oposición. Recuperar la capacidad de convocar a los ciudadanos, presentar buenos candidatos y propuestas creíbles, armar estructuras territoriales, comunicar nuestro mensaje, obtener recursos lícitos y vigilar a los competidores son preguntas que requieren respuesta, además una respuesta articulada, realista y que se pueda concretar.

Establecer una relación funcional con los gobiernos municipales, que sin los incentivos del gobierno federal, pueden sentirse menos motivados a cooperar con el partido, por lo que es indispensable construir una agenda que promueva la cooperación en lo político, establecer nuevos incentivos y alinear objetivos. El PAN debe asumir que su principal activo son estos gobiernos y que su éxito electoral futuro pasa por que ellos den buenos resultados a los ciudadanos.

Fortalecer su vinculación con la sociedad civil, reafirmando además que no seguirá una ruta clientelar ni aceptará la cooptación de los espacios ciudadanos por ningún partido ni gobierno. Relacionarse democráticamente con entes campesinos, sindicales, gremiales, empresariales, académicos, filantrópicos es recuperar el espíritu ciudadano que animo la fundación misma de Acción Nacional y fortalecer una representación real de las mejores causas de la sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s