El PAN será más democrático con dirigencias electas por sus militantes

En estas líneas propongo que los comités estatales y nacional del PAN y sus presidentes sean electos mediante el voto directo de la militancia, que los consejos estatales y el Nacional recuperen su estatus de consciencia del partido. En la próxima reforma estatutaria debemos buscar cercanía, legitimidad y mejor calidad en nuestra democracia interna.

En democracia la participación activa de cada ciudadano lo es todo. De ello depende la existencia misma del sistema, su legitimidad depende de que la participación supere la abstención y respecto de la calidad de la democracia esta se halla ligada inexorablemente a los mecanismos que permiten la intervención individual y a la forma y contenido de ésta. La democracia requiere una esfera pública vigorosa y que el debate público sea informado y constructivo. Aquí residen muchos de los problemas de la democracia y su incomprensión genera decepción. También aquí aparece una de sus paradojas, mientras más democrática es una sociedad en cuanto a que abarca más individuos, más difícil es mantener el sistema abierto a la activa participación y deliberación de todos los integrantes. Esta es la razón de ser de la democracia representativa.

Acción Nacional es un partido que se ha organizado bajo los principios de la democracia representativa. Los militantes eligen comités y consejos que toman decisiones sobre el gobierno del partido. Los consejos eligen a los comités estatales y al nacional, recientemente perdieron la facultad de elegir a los candidatos a diputados de representación proporcional y el Consejo Nacional aún elige a los candidatos que integran la lista nacional para el Senado.

La transición de este sistema a uno directo en que los militantes voten para elegir a los comités estatales y nacional y sus presidentes toma fuerza cada vez que alguna de estas elecciones se aproxima como es el caso de Michoacán, cuyo Consejo elegirá Presidente Estatal el 22 de septiembre próximo. Hoy me parece fundamental no solo tomar posición sino asumir un compromiso frente a la reforma estatutaria que ya sabemos se avecina.

El Presidente del Comité Estatal y el Presidente Nacional deben ser electos por los miembros activos del PAN mediante voto directo y con mayoría absoluta de votos (es decir más de la mitad), por lo que debe preverse la realización de una segunda vuelta si no se logra la mayoría requerida.  Los respectivos comités se integrarán mediante listas que registren los aspirantes a la presidencia atendiendo a principios de proporcionalidad.

Este mecanismo haría más participativo el proceso, daría mayor legitimidad a los órganos directivos y los obligaría a rendir cuentas directamente a la militancia. El liderazgo del Presidente se vería fortalecido políticamente. Los consejos no deben desaparecer, deben fortalecerse. En paralelo propongo que desaparezcan las asambleas estatales y nacional para elegir consejeros y que estos se elijan directamente en asamblea municipal o en pequeñas circunscripciones que permitan equilibrar la representación. Con ello también debilitaríamos la política de bloques que solo alimenta la existencia de grupos.

Con esto, no solo los comités serían mas representativos y legítimos, sino que los consejos al perder su condición de colegios electorales podrían retomar su carácter preponderante de órganos deliberativos, de evaluación y seguimiento, que hoy han perdido pues su potestad electiva ha terminado por asfixiar todas sus demás atribuciones que son muchas y de la mayor trascendencia.

Yo aspiro a presidir el Comité Estatal del PAN, seré electo por el Consejo, pero me he comprometido a acercarme a los militantes y a los comités municipales en busca de una mayor legitimidad y deseando iniciar desde la campaña la tarea de Reconstrucción del partido que considero fundamental y urgente. También asumo el compromiso que como Presidente Estatal trabajaré para que nuestros Estatutos sean reformados como aquí lo he propuesto, de modo que nuestras elecciones internas sean más cercanas a la militancia, nuestros órganos de deliberación se fortalezcan y su debate sea más reflexivo, nuestras directivas sean más representativas y gocen de más legitimidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s