Hay buenas razones para celebrar la existencia del PAN

El pasado 14 de septiembre se cumplieron 73 años de que iniciara en el Frontón México la Asamblea en que un grupo plural de mexicanos, encabezados por Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna fundaría el Partido Acción Nacional. Es sin duda mucho tiempo. Apenas una década menos que el antecesor más remoto del PRI y muchos más que el resto de los partidos mexicanos, todos fundados en los últimos años del siglo pasado.

Hoy los partidos políticos – en el mundo – son instituciones en crisis. Acción Nacional en lo particular vive un momento aciago tras perder la Presidencia de la República y haberse colocado como tercero en las preferencias electorales nacionales. Por ello es más valioso que nunca recordar cuales son las razones para celebrar la existencia del PAN en la vida pública de nuestro país y refrendar su validez y vigencia para el siglo XXI.

El PAN es sinónimo de democracia. Acción Nacional es el partido más democrático de México. No solo por que la practica en su vida interna sino porque la ha defendido a lo largo de toda su historia, a pesar del PRI autoritario que alcanzó excesos como el fraude patriótico o el a balazos llegamos y así nos han de sacar, o de la izquierda radical que no creía en la fuerza de los votos. Destacado lugar ocupa nuestra lucha por el sufragio de las mujeres cuando otros lo negaban. El PAN ni cuando denunció el fraude renegó de la vía de las urnas y nunca ha planteado otro camino para regir el destino de México.

Defensa de la vida y las libertades de las personas. En la agenda de Acción Nacional siempre ha estado defender la existencia misma del ser humano, de la concepción a la muerte y todos los derechos asociados a la libertad individual: de asociación, de opinión, de información, de prensa, de credo, de trabajo, de empresa y muchos más que defendimos muchos años en solitario y que si hoy son la regla, no debemos asumir por ganados. La preservación de las libertades puede ser una de las más dura batallas en los años por venir y el PAN está listo para librarla las veces que sean necesarias.

La construcción del Bien Común desde el ejercicio público. Desde las históricas propuestas de la autonomía del Banco de México que casi acompañan a la fundación del PAN, la permanente búsqueda de la racionalidad en el manejo de las finanzas públicas, el combate histórico de la corrupción, la oposición a la nacionalización de la banca y hasta los éxitos económicos de los gobiernos de Fox y Calderón que lograron inflación y devaluación de un dígito, reservas internacionales históricas y las mayores inversiones en infraestructura de la historia, el expediente de Acción Nacional en materia económica es brillante. También congruente y claro sobre el papel que debe jugar el gobierno en la economía. Ante el regreso del patrimonialismo y la reciente tentación de endeudar para gastar que han tenido gobiernos del PRI y PRD, el PAN tiene una tarea que seguir cumpliendo en defensa de la prosperidad del país.

La solidaridad se traduce en políticas sociales exitosas. Desde nuestras primeras plataformas en que el crédito agrícola y la creación del seguro social eran novedades que se veían con desconfianza, hasta la gestión de los últimos doce años en que los programas Oportunidades, 70 y más, Estancias Infantiles, Piso Firme, Seguro Popular, la estrategia para incrementar la cobertura en educación y el acceso del crédito y subsidio a la vivienda han permitido los mayores logros sociales de la historia de México, Acción Nacional ha sido un promotor de la justicia social.

En 73 años los hombres y mujeres que formamos Acción Nacional sin duda hemos cometido incontables errores, pero no hemos dejado de saber que estamos aquí para decidir lo que ha de ser mejor para México, y por ello la suma sigue arrojando un muy positivo balance para la Nación. En los años por venir los retos no son menores y reclamarán lo mejor de cada uno de nosotros para que desde la oposición seamos invencibles en la defensa de las libertades e incansables en la búsqueda de la prosperidad de los mexicanos, especialmente de aquellos más pobres y vulnerables.

Tampoco es menor el reto mantenernos demócratas en nuestra vida interna y en nuestra acción pública. Debemos sortear las tentaciones autoritarias a que nos ha acercado el ejercicio del poder y las tentaciones populistas que algunos cantan tras la última derrota en las urnas. Hoy como nunca debemos recordar a González Luna que nos exhortaba a no comprometer el destino al episodio y por ello mantenernos siempre en nuestra esencia ciudadana. Hoy como ayer debemos ser una organización de todos aquellos que sin resentimientos ni apetitos buscan hacer valer en la vida pública su convicción de una causa consistente con la naturaleza de la Nación y la dignidad de la persona humana.

Anuncios

Un comentario en “Hay buenas razones para celebrar la existencia del PAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s