Lecciones venezolanas para la democracia mexicana

Si consideramos las calificaciones que otorgan los índices de libertad económica, de prensa y las valoraciones a su democracia, que ha recibido Venezuela en la última década, aunado a la bien ganada mala prensa del régimen chavista, resulta sorprendente el terso final del proceso electoral que atestiguamos el domingo pasado. Henrique Capriles, candidato opositor, reconoce el triunfo de Hugo Chávez en la reelección para su tercer periodo, a pesar de las inequidades que enfrentó en el proceso electoral y un entorno de violencia hostil a los opositores. Más sorprendente aún es, que de este proceso podamos extraer algunas valiosas lecciones de democracia para nuestro país que, se reputa con toda razón como un estado más libre y democrático que la Venezuela chavista. Sin embargo, aquí algunas:

La celeridad con que la Comisión Nacional Electoral dio los resultados el domingo (más del 90% en menos de tres horas) se explica fundamentalmente por el uso de las urnas electrónicas, que además permiten eliminar el error humano (o el dolo) en el escrutinio y cómputo de los votos. En México la desconfianza y los conspiratorios algoritmos han vedado este avance.

La cultura democrática se arraiga. ¿Cómo explicar si no que en un país regido autocráticamente existan partidos opositores y líderes como Capriles dispuestos a respetar las reglas formales de la democracia, a pesar de los excesos del chavismo? Venezuela disfrutó durante más de la mitad del siglo XX de una de las democracias más estables y sólidas del continente, y a pesar de los excesos en que incurrieron los partidos políticos venezolanos, en muchos campos este país fue vanguardia democrática. La cultura por tanto, está permeada y arraigada en la democracia. Si en México perseveramos, las siguientes generaciones tendrán acendrada la vena democrática en lugar del autoritarismo.

Nadie, ni siquiera Chávez, gana para siempre. El principal aliciente para reconocer una derrota es la posibilidad de seguir participando en el juego democrático, y para ello hay que respetar a cabalidad las reglas. Esto implica también una sociedad dispuesta a castigar a los transgresores de las normas. En Venezuela quedó demostrada la existencia de un pacto social en torno a las reglas de la democracia, más vigoroso que el nuestro, pues en México hay jugadores que rompen las reglas y quienes los vitorean por ello.

El centro político y la moderación son rentables. Frente a la estridencia y radicalismo del chavismo, la oposición asumió una postura moderada casi de centro izquierda y no otra estridencia derechista que sería entendible, pero no deseable. En el centro político, liberal y democrático, la sangre no llega al río, las disputas son programáticas y todo el mundo gana. En los extremos se incuba el conflicto. Bien nos viene aprender eso ahora.

México está a la vanguardia en instituciones electorales y a la saga en cultura democrática. Sin duda Capriles no dudaría un segundo en jugar la elección que recién perdió, bajo el Cofipe Mexicano, quizá con excepción de nuestras restricciones absurdas en materia de contratación medios de comunicación. Pero por lo que se refiere a uso de recursos públicos, independencia de órganos electorales, certidumbre del padrón, organización de la elección, entre otros, México es ejemplo internacional. Si nuestras elecciones no son lo tersas que pudieran es que nuestra cultura política, transita a la democracia con una lentitud mayor – si es que se mueve acaso – que nuestras instituciones, y como ha quedado de manifiesto en el caso venezolano, más importantes que las reglas son las acciones de los seres humanos, y más que nada, la democracia lo que necesita para existir son demócratas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s