México se levanta

Si nos atenemos a las mediciones de opinión pública, nuestro país es un desastre. Por tomar un dato, de acuerdo con Consulta Mitofsky solo el 36% de los mexicanos pensamos que el país va por el rumbo correcto. Pero la semana pasada ha ocurrido uno de esos hechos que contradicen la percepción de la mayoría y que nos llaman a la reflexión. La revista británica “The Economist”, una de las publicaciones más influyentes del mundo en materia económica y política dedicó su portada y un extenso reporte a nuestro país bajo el título homónimo de este texto, “The Rise of Mexico”, en el que plantea una perspectiva optimista del futuro de nuestro país.

En la publicación se destaca como México a pesar de todos sus problemas, de los cuales hace un puntual recuento en temas como inseguridad, corrupción, debilidad fiscal, pobreza, monopolios, marco regulatorio ineficiente, violencia y varios más, es el país latinoamericano con las mejores condiciones para invertir, con la economía más solida y con la mejor perspectiva de crecimiento de la región, sí, incluso, ¡oh anatema!, por encima de Brasil.

El reporte destaca como en el mundo se está gestando un cambio de viento favorable a nuestro país, ligado principalmente al incremento de los costos de la mano de obra en China y del petróleo que encarece el trasiego de mercancías desde el sudeste de Asia, lo que aunado a la planta industrial ya existente en México, que lo tiene ya como uno de los líderes mundiales en materia de autopartes, aeronáutica, electrodomésticos y teléfonos móviles, le da el potencial de convertirse en el mejor país del mundo para fabricar los productos que se venderán en el mercado norteamericano, el más grande del planeta.

El documento no es una alegre loa a México. Pero reconoce avances que nuestra opinión pública doméstica niega, como la reducción del número de homicidios por la violencia ligada al crimen a lo largo de los últimos nueve meses, la cobertura universal de salud, la solidez de las finanzas públicas o la recuperación de las reservas probadas de petróleo. También traza una ruta de futuro relacionada con liberar las restricciones a la inversión extranjera en materia energética, incentivar la competencia y romper con los monopolios, detonar el desarrollo de las telecomunicaciones y reformar la administración pública especialmente en los gobiernos estatales a los que se refiere como “las 31 repúblicas bananeras” aludiendo a sus numerosas deficiencias, alto endeudamiento y corrupción endémica.

En uno de los artículos de la revista se alude al extendido sentimiento de frustración de los mexicanos respecto de sí mismos. Cómo hemos sufrido múltiples desilusiones de ahora sí convertirnos en una potencia mundial y tener un mejor nivel de vida, al punto de que a pesar de los avances registrados seguimos pensando que somos una nación pobre y violenta con un futuro incierto. Ya lo reflexionaron también Castañeda y Aguilar Camín y lo concretaron en una analogía brillante: somos una ballena con complejo de ajolote. Lo anterior no pasaría de ser una anécdota triste si esto no tuviera consecuencias concretas en nuestra capacidad de seguir adelante. Al no valorar nuestros avances damos erráticos golpes de timón que pueden cumplir nuestros negros vaticinios.

El 2012, año electoral ha cumplido con la sentencia de Bismark (el canciller que unificó Alemania en el siglo XIX) de que nunca se dicen tantas mentiras como antes de una elección y después de una cacería, y hoy muchos de los rubros duramente criticados por el PRI durante la campaña presidencial, son aquilatados por ellos mismos como preciosos puntos de partida del nuevo gobierno. Esto será así cada vez más. Por el bien de México, sin dejar de reconocer nuestros problemas y de buscarles solución, debemos ser capaces de apreciar nuestros avances, por que son una parte fundamental del diagnóstico para tomar las decisiones correctas, para que como dice “The Economist”, México pueda ascender en el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s