La política, la Cruzada y la luna de miel

Con bombo y platillo el gobierno de Enrique Peña anunció que en materia de desarrollo social su gran meta es erradicar el hambre en México y anunció una estrategia integral llamada Cruzada Nacional contra el Hambre para cumplirla. En estos días, la Sedesol, su titular y diversos funcionarios de nivel operativo se han visto implicados en denuncias de uso de los recursos a su cargo para favorecer electoralmente al PRI, lo cual reabre el debate – si acaso se cerró – de que esta estrategia no tenga otro propósito que la manipulación electoral.

 images-1

Los temores de la oposición no son infundados. Rosario Robles es una operadora política y en su haber está ganar elecciones y saber emplear los recursos gubernamentales para ese fin. Los subsecretarios que la acompañan vienen de Coahuila y el Estado de México, dos de las mejor aceitadas maquinarias electorales del PRI, donde sus tareas los acreditan como buenos operadores. Quizá los temores de la oposición sean prematuros: los programas sociales, aun con diferentes nombres, son los mismos que en la administración de Calderón y no hay evidencia que su aplicación favoreciera electoralmente al gobierno.

images-2

Por otro lado, el Jefe del Gobierno del Distrito Federal y tres aguerridos jefes delegacionales, apenas este lunes, se reunieron con Rosario Robles para retomar una vieja ofensiva del PRI, entonces en la oposición, contra el PAN, entonces en el gobierno. Le exigen que los programas sociales, en particular la Cruzada contra el Hambre los apliquen los gobiernos locales, es decir que la Sedesol se limite a pagar la cuenta. Llueve sobre mojado. El PAN ha pedido que los programas se apliquen a través de las organizaciones de la sociedad civil (OSC), lo que responde sin duda a idénticos propósitos: debilitar y complicar la operación de la maquinaria de los programas sociales del Gobierno Federal.

5115cc498c39f31dbd0e5532906965bb_int470

La Sedesol, sin embargo tiene mayores problemas que esos. Con la reforma que creó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la dependencia que encabeza Rosario Robles ha perdido más de 15 mil millones anuales de presupuesto y uno de los entes operativos más importantes, el Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), responsable de distribuir cientos de millones de pesos en materiales de construcción a través de OSC, estados, municipios y directamente a beneficiarios, además de la rectoría del sector de la vivienda popular.

 

Por otro lado la Cruzada contra el Hambre es una estrategia y no un programa. Eso en el sutil lenguaje burocrático significa algo fundamental: que no tiene dinero propio. Es ante todo un esfuerzo de coordinación, de selección de municipios de aplicación, de establecimiento de criterios normativos, pero no cuenta con recursos adicionales para la Sedesol. En términos prácticos la Cruzada busca concentrar el gasto público en unos cuantos municipios y localidades, lo cual no está mal en teoría, pero tampoco garantiza la solución del problema.

 

En México la carencia alimentaria ciertamente se ha incrementado desde mediados de la década pasada por dos fenómenos internacionales, primero el incremento mundial del precio de los alimentos, espoleado por el incremento de la demanda, la apertura de nuevos mercados y nuevas rutas comerciales y hasta la moda de los biocombustibles. Por otro lado la crisis financiera del 2008 golpeó el ingreso de los mexicanos y generó desempleo especialmente en zonas urbanas con vocación manufacturera y exportadora. La mezcla de menos ingreso y alimentos más caros genera la carencia alimentaria, que a diferencia de otras carencias sociales solo puede atacarse elevando el ingreso, lo cual es el tema límite de las políticas de desarrollo social.

images-3

Desde las políticas sociales es relativamente fácil dotar de servicios y proveer infraestructura, pero generar incrementos en el ingreso familiar es otra cosa. Las transferencias ayudan (en el primer decil, es decir los más pobres, las transferencias gubernamentales como Oportunidades representan el 40% del ingreso), pero son claramente insuficientes para abatir la carencia. Además la Sedesol ha quedado despojada de los programas de combate a la pobreza urbana que se fueron a Sedatu y el fenómeno del incremento del hambre principalmente ocurre en la ciudades. Así que no lo tiene fácil y la primera medición oficial de pobreza del sexenio se realiza en 2014, lo que les deja un año para tener avances, y se publica en 2015, poco antes del proceso electoral.

 images

A Rosario Robles, le llueve sobre mojado. Su incorporación al equipo de transición y al gabinete fue relativamente sorpresiva, representa el pacto que le permitió a Peña acortar distancias con AMLO en el DF y sus alrededores y el cual tiene vigencia en la gobernabilidad del centro del país. Su cabeza no ha de rodar, no antes del 2015, ni antes de que el PRI tenga otra alternativa de dar pelea en el Distrito Federal. El impacto del embate contra Robles ya se siente en el clima político, y aun cuando no termine por desmantelarse el Pacto por México, nunca volverá a ser lo mismo, y es solo el principio.

Presidente, la luna de miel ha terminado, es hora de enfrentar la realidad.

IMG_48361-e1361487681580

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s