No rotundo a las plazas automáticas

En Michoacán se juntaron el hambre y las ganas de comer. A la añeja problemática de las normales rurales y al conflicto magisterial entre la CNTE y el SNTE se sumó la aprobación triunfalista de la reforma constitucional en materia educativa, defenestración de Elba Esther Gordillo incluida, que trajo una violenta reacción de los grupos más radicales de la CNTE y las normales rurales en varios estados del país. Frente a ellos un gobierno estatal débil en todos aspectos: un periodo brevísimo, una elección cuestionada, sin margen de maniobra financiera, desorden administrativo, deuda, territorios casi en manos del narco y un gobernador enfermo, más lo que se acumule.   images-2

Pero centremos en uno de los hitos del problema. La entrega o no de 1200 plazas a los egresados de las normales del Estado. Este punto se ha tornado en el centro del conflicto primero porque de su favorable resolución depende la sobrevivencia del movimiento de los normalistas. Jóvenes con pocas oportunidades se inscriben en estas escuelas con la promesa de que obtendrán tras unos cuantos años una codiciada plaza en el magisterio, que podrán cambiar, vender y heredar, un bien propio, no un encargo público, ni siquiera un empleo, un verdadero patrimonio. Por eso están dispuestos a pelear, a protestar, a infringir la ley, a cometer actos vandálicos, a secuestrar policías.

Por el otro lado Michoacán y México no necesitan muchos más docentes. Hemos llegado a la cobertura universal, es decir hay un lugar en una escuela para cada niño en edad de asistir a ella, y la población en edad escolar y por lo tanto la demanda de espacios en primaria se reduce cada año y continuará así hasta estabilizarse. No puede pensarse que se necesite incrementar el número de docentes de primaria en un horizonte de 50 años, y yo pienso que esto no sucederá.

images-1

Nuestro problema no es de cobertura de educación primaria, es de calidad, pero como no podemos deshacernos de los malos maestros, ni con la reforma educativa, pues la demanda de nuevos docentes de educación básica es a tasa de reposición, es decir sustituyendo a los que dejan su espacio. La OCDE recomendó a México reducir la matrícula de las escuelas normales, lo que ha ocurrido en el país desde el 2010 con excepción de un estado, Michoacán, donde incluso los líderes de estos movimientos se ufanan de haber incrementado el número de alumnos.

Como ocurre con frecuencia, la necedad impide ver otras oportunidades. La demanda de docentes está en la educación media, especialmente en la educación media superior, donde abunda los profesores que no son docentes de carrera, sino profesionistas de otros ramos que se dedican a impartir clase, porque los profesionales de la educación están en las calles disputándose como un botín, un mercado laboral que inevitablemente se reduce. También porque dar clases en secundaria y preparatoria es una tarea más demandante que muchos de estos maestros no desean asumir. Quizá se darán cuenta cuando la curva poblacional de jóvenes se haya ido como ya se fue la de niños pequeños.

images

Otro aspecto que debe quedar claro es que el gobierno mexicano no puede invertir en educación más de lo que ya invierte. Nuestro gasto educativo es uno de los más altos de la OCDE y del mundo, la mayor parte se va en sueldos y prestaciones de maestros de educación básica, lo cual debe cambiar, para que el gasto educativo se mueva junto con la población demandante a la educación media y superior, y se centre en mejorar no solo la calidad de la educación básica sino las condiciones en que esta se imparte, poniendo especial atención en la generación de oportunidades de acceso al mundo digital: computadoras e internet o tendremos un país de analfabetas funcionales.

Cuando inició su gobierno, Fausto Vallejo diagnosticó correctamente que el problema financiero del estado y el problema de las plazas, sueldos y prestaciones de los maestros de educación básica estaba íntimamente ligado. Debiera actuar en consecuencia. Su gobierno – si es que sigue siendo su gobierno – tiene escaso margen de maniobra para legar obras de infraestructura, podría legarnos la solución definitiva de un problema de muchos años que se agravó con la complacencia y miopía de las administraciones perredistas.

Unknown

El gobierno estatal debe negar las plazas automáticas, sin duda alguna, y como consecuencia de ello reducir la matrícula de las normales e incluso plantearse el cierre definitivo de las normales rurales. En paralelo debiera explorar como brindar alternativas a los jóvenes en zonas rurales y como destinar recursos a las necesidades reales del sector educativo que son calidad y tecnología, y no seguirlos malgastando en sostener privilegios que existen al cobijo de enclaves autoritarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s