Morelia: superar la indefinición

Apenas el sábado se han cumplido 472 años de la fundación, por Don Antonio de Mendoza, de la ciudad de Morelia, entonces con el nombre de Valladolid y que sería renombrada en honor de su hijo más ilustre en 1828. Confieso que este año he sido un hijo poco entusiasta de la celebración del cumpleaños de mi querida ciudad, no me asomé por los festejos ni me acerque al Centro Histórico donde además crecí, pero el hecho me trajo una reflexión que quiero compartir en este espacio.

 Unknown-1

Morelia es una ciudad, de hecho es una de las 56 zonas metropolitanas del país (3 en el Estado) y tiene conurbaciones con los municipios de Tarímbaro, Charo y Álvaro Obregón. Por su población ocupa el vigésimo lugar en México y el lugar 29 por su contribución al Producto Interno Bruto (2010). Es cabecera municipal y capital de Michoacán. Es un punto de encuentro entre el Centro, el Occidente y el Sur del país, podría considerársele como parte de cualquiera de estas regiones o de ninguna, y esta indefinición geográfica pareciera haberse contagiado a la indefinición de su vocación, pues más allá de la perogrullada de que es una ciudad turística, podemos y no ser considerados una ciudad con vocación agropecuaria, de servicios, educativa y hasta con ciertas potencialidades industriales y logísticas.

En lo social y político andamos por las mismas. Somos conservadores, pero somos liberales, nos han gobernado los tres principales partidos y a veces nos sentimos muy modernos y otras muy atrasados, nuestros problemas a veces se parecen a los de una ciudad desarrollada y otras a los de una localidad atrasada. Ser la capital del Estado nos enorgullece, y nos favorece tanto como nos agobia. Aquí estamos viviendo el epicentro del conflicto magisterial y de las normales, nuestra economía se ha visto paralizada por la crisis de las finanzas públicas, pero también por la huelga de la UMSNH y por la inseguridad. Y a propósito de indefiniciones ayer éramos la capital del Estado olvidado en las giras presidenciales y hoy lo somos del foco de atención en materia de seguridad.

 

Unknown-2

¿Cuáles son las claves para el futuro de esta ciudad añosa e histórica, con una joven población y una situación geográfica envidiable? Sin hablar ex cátedra me atrevo a sugerir algunas para aprovechar sus múltiples potencialidades. Morelia tiene muchas cosas que pueden traducirse en desarrollo económico no sólo el turismo. Algunas requieren más inversión en infraestructura que otras pero todas requieren definiciones y rutas hacia el futuro.

En el socorrido caso del turismo, para crecer debemos incrementar nuestra capacidad para recibir convenciones, exposiciones y eventos, eso requiere un centro de convenciones de mayor capacidad y más cuartos de hotel.

Estamos muy cerca de importantes rutas comerciales. Del Centro a Jalisco, del Pacífico al Bajío. Eso nos da potencial manufacturero y logístico, pero eso requiere inversión pública y la búsqueda de inversión privada, que con excepción de la realizada en el Puerto de Lázaro Cárdenas ha estado ausente.

Estamos en medio de un fértil valle y al pie de magníficos bosques, no podemos renegar nuestra vocación agropecuaria y especialmente agroindustrial, pero no contamos con ninguna infraestructura para desarrollar estos aspectos.

440836559ab18613885aed8c103f67d4305dfab

Tenemos una enorme comunidad estudiantil y una universidad ancestral, además de varias instituciones privadas, sin embargo no hemos puesto en sintonía la actividad educativa y la actividad económica. Nuestras escuelas no han generado investigaciones que se vuelven fuentes de riqueza y la demanda de espacios en las escuelas no se relaciona con nuestras actividades económicas preponderantes. En este terreno más que infraestructura necesitamos coordinación entre académicos, funcionarios y empresarios.

images-5

 

 

Morelia-baja

Dejando de lado las actividades productivas y pasando a los servicios públicos, Morelia requiere solucionar algunos temas fundamentales. El primero es asumirse como metrópoli y tomar el liderazgo de sus conurbados vecinos, que están totalmente extraviados en la transición de lo rural a lo urbano e incubando el peor rostro de los problemas urbanos. Un aspecto fundamental es detener la expansión territorial de la zona urbana que hemos vivido en los últimos 30 años y desarrollar un proceso inverso, desde la periferia aprovechando cada metro disponible de terreno baldío.

 Unknown

El abasto de agua y muy especialmente el manejo de su organismo operador, los residuos sólidos, en especial su recolección, la movilidad urbana, en particular el transporte público y la seguridad pública, son a mi juicio las tareas gubernamentales centrales para los próximos años y condición indispensable para la prosperidad. Y deben abordarse con un enfoque metropolitano y pensando al menos en la coordinación sino en la unificación de los servicios.

images-2

 Morelia no puede seguir en la indefinición, porque la inercia la hará derivar hacia los peores mundos posibles. Necesita que la sociedad y su gobierno asumamos compromisos sobre el destino de Morelia, que empecemos hoy a construir la ciudad moderna, próspera, sustentable y humana. Ese es el mejor regalo para Morelia hoy, y pudiera ser una realidad muy pronto, por qué no, cuando cumpla 500 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s