Recuperar el territorio perdido (por ellos mismos)

Finalmente, después de meses de negación, hace unos días (todo inició el 16 de mayo) el Gobierno Federal y el del Estado aceptaron que la situación de inseguridad e ingobernabilidad en la Tierra Caliente michoacana es grave y tomaron acciones encaminadas a resolver la compleja problemática. Sustituyeron tras solo unas semanas en el cargo al Secretario de Seguridad Pública con un general del Ejército con experiencia operativa y de mando, incluso de fuerzas especiales, desplegaron un número significativo de elementos de las corporaciones militares y policiacas de la Federación, que fuentes periodísticas contabilizaron en 6000.

images-2

El despliegue político también fue significativo. Reunión del Gabinete de Seguridad en Morelia y designación de un “padrino”, el titular de la Sedatu Jorge Carlos Ramírez Marín fue nombrado para dar seguimiento a la estrategia integral. Como a lo largo de la campaña y del primer semestre del gobierno del Presidente Peña, escuchamos los mismos mantras sobre la seguridad: cambio de estrategia, enfoque integral, coordinación con el estado. Lugares comunes que no son claros ni se traducen en acciones puntuales.

images

Lo que vemos es cualquier cosa menos un cambio de estrategia. Lo cual es malo sólo para Peña y su equipo porque desnuda la mentira que han cultivado desde el proceso electoral. A los delincuentes se les combate desplegando fuerzas de seguridad, no hay alternativas reales, los objetivos pueden variar, pero en esencia es usar la fuerza del estado. La novedad fue el repliegue de militares y policías que ordenó la nueva administración y las consecuencias están a la vista. Hoy regresan a “recuperar el territorio”, sí, a recuperarlo porque lo abandonaron hace meses y la violencia y la descomposición social llegaron a nuevos umbrales nunca antes vistos.

images-1

Lo de tener un enfoque integral suena estupendo, y aun aceptando que antes no existiera, cosa que personalmente rechazo pero no discutiré aquí, las primeras acciones que se han emprendido son estrictamente de seguridad. Ningún municipio de la Tierra Caliente está en la Cruzada contra el Hambre, por ejemplo, ni se ha delineado una estrategia de intervención en materia social o económica. Incluso las obras de infraestructura que han beneficiado a la región son de administraciones anteriores y no se han anunciado nuevas.

La coordinación con el estado es sin duda bienvenida. Entre las administraciones de Calderón y Vallejo existió por supuesto. No fue casualidad que el Secretario de Seguridad Pública de ese periodo fuera el anterior Comisionado de la Policía Federal y que este se marchara con el cambio de gobierno y el repliegue de las fuerzas federales. Entre Calderón y Godoy no solo no había coordinación, había una fundada sospecha de colusión del gobierno estatal y por lo tanto las fuerzas federales siempre operaron en territorio hostil. Así que bienvenida la coordinación.

images-3

Desde aquel arranque han sucedido no pocas cosas. Grupos de autodefensa retuvieron a militares y su libertad se obtuvo negociando impunidad, no acaba por quedar claro cual es la política respecto de estos grupos que han tomado por su cuenta la ley en la región. El Gobernador Interino prometió resultados en 30 días, el titular de Gobernación declaró que las fuerzas armadas permanecerán en Michoacán hasta pacificarlo, pero menos de una semana después ya celebra la recuperación del territorio y avances sustanciales, lo cual no es un buen augurio, pues para cumplir con su agenda política, los dos gobiernos pudieran declara en breve que el objetivo se ha cumplido y replegarse de nuevo. Este es otro de los riesgos de politizar la seguridad.

images-4

Por otro lado, las fuerzas federales no van a combatir los delitos del fuero común que lastiman profundamente a la sociedad como la extorsión, el secuestro y los robos. Para eso se requiere tener una policía estatal profesional y confiable que el gobierno godoyista se resistió a construir y en la que el gobierno actual ha avanzado poco y lentamente, incluso en el mando único sobre las policías municipales que ha sido parte recurrente de su discurso.

A lo anterior se suma un increíble posicionamiento público del perredismo para “alertar” sobre la descomposición que sufre el Estado y la posibilidad de que en el 2015 el narco infiltre las candidaturas. Increíble para el partido que gobernó Michoacán 11 años, los años durante los que se establecieron los cárteles como en su casa, en los que se desató la violencia y se incrementaron los delitos. Lo que sí hay que reconocer es que si alguien sabe de tener candidatos coludidos con el narco, son los perredistas, tal como Julio César Godoy.

images

En conclusión, a pesar del optimismo gubernamental la lucha por la seguridad y la paz de Michoacán y en particular de la Tierra Caliente tiene mucho trecho por recorrer aun. Nos corresponde a la sociedad y a la oposición, sin estridencias absurdas como la del PRD, vigilar que esta batalla se dé con constancia y sin regateos, con inteligencia y con la fuerza requerida, y que se avance en paralelo, tanto en fortalecer las policías locales y en construir soluciones económicas y sociales para el Estado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s