Michoacán el día después de Vallejo

El cambio en la titularidad del Poder Ejecutivo en Michoacán tuvo un desenlace inesperado. El nombramiento del Rector de la UMSNH Salvador Jara Guerrero como gobernador sustituto induce al error. Considero que quienes ven en este hecho una nueva etapa en la vida política de Michoacán, y se ilusionan ante la posibilidad de un gobierno sin políticos profesionales se engañan. Lo primero que hay que establecer es que el nombramiento de Jara no es fruto de una lucha ciudadana ni producto de la presión opositora, es un paso perfectamente calculado de la estrategia diseñada por el Gobierno Federal, y en particular por el Comisionado Castillo.

  images

A pesar de las dudas que suscita la designación de un hombre ajeno a la política partidaria y a la administración pública, y con claroscuros en su desempeño como Rector, la decisión cumple su primer objetivo: cae bien en la opinión pública, refresca el ambiente cansino y turbio que rodeó los últimos días del gobernador Vallejo. También la oposición ha validado mayoritariamente el nombramiento – quizá un dulce envenenado – pensando en la renta inmediata de la descalificación implícita de toda la clase política priísta y en la promesa de acotar la capacidad de operación gubernamental a favor del PRI en el proceso electoral.

 images-2

Ciertamente la sanción política de no designar a un militante del PRI es relevante. Es la confesión del agotamiento de una longeva generación de cuadros, que como subproducto de sus exitosas carreras inhibieron la formación de una generación que los sucediera. Caídos los grandes priístas que rondan (o superan) los 60 años de edad, prácticamente no hay cuadros con los argumentos políticos para reclamar el bastón de mando. Por eso más bien, el Comisionado, fiel además a la doctrina del peñismo, voltea a los treintañeros diputados, que si bien algunos eran cobijados por Fausto Vallejo o son herederos de algún otro líder histórico, piensan más en su futuro que en el pasado.

El nombramiento de Jara le permitirá a Alfredo Castillo desmantelar a los dos grupos dominantes del PRI, el de Jesús Reyna y el de Fausto Vallejo y reconfigurar al PRI con una generación de políticos jóvenes y provenientes de los grupos que hoy consideramos marginales. Para eso usará los espacios que se abrirán en el gabinete y las candidaturas del 2015. Nadie se sorprenda si el candidato a la gubernatura del PRI termina siendo un no militante o un joven militante que hoy no consideraríamos.

 images-1

Por otro lado los primeros nombramientos en el gabinete apuntan a que el Comisionado Castillo asume el control de la operación del Gobierno Estatal. El Secretario de Gobierno, los titulares de Administración y Finanzas, Seguridad Pública, Comunicación Social y Cocotra son del equipo de funcionarios que lo acompañó desde su llegada. La titular de la Secretaría de las Mujeres responde al perfil de cuadro priísta joven y de un grupo marginal. El Secretario de Educación es el único nicolaita sin vínculos con Alfredo Castillo o con el PRI y que va a enfrentar un reto mayor en materia política y de administración con una trayectoria casi exclusivamente académica.

Particularmente inquieta el nombramiento del Secretario de Gobierno. Si bien es michoacano, es un funcionario ligado exclusivamente a Alfredo Castillo y a la procuración de justicia. Lo cual sin duda responde a la visión de un secretario de gobierno coordinador de la estrategia de seguridad, pero que no tiene credenciales que acrediten cómo conducirá la política del estado, especialmente en la etapa que se avecina de reformas pendientes, de nombramientos importantes y de elecciones. O ante una eventual encargatura del Despacho del Gobernador.

 Unknown

En lo inmediato hay que ver quienes asumen – o se mantienen – en las dependencias estatales que operan el gasto público: Cplade, Sepsol, Sedru, CEAC o Sedeco, por mencionar algunas, y cuyos los relevos formarían parte de la oferta que se habría hecho al PAN y al PRD.

Por ahora viene una etapa en que Alfredo Castillo tendrá el poder absoluto, y todas las acciones del nuevo Gobernador responderán a su lógica. Vendrá la etapa en que el Comisionado definirá el rostro que tendrá PRI para contender en las elecciones del 2015, solo entonces quizá se retirará y dejará Michoacán en manos de su equipo incrustado en la administración de Jara. Preocupa si en este contexto podemos exigir responsabilidad política de un gobernador tan débil y si la estrategia del Gobierno Federal incluye para el 2015 si no una elección de estado, sí una al estilo del Estado de México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s